lunes, 8 de julio de 2013

Sacando alguna cebolla

 La semana pasada saqué una cebolla, tenía muchas ganas para ver como se habían hecho y me llevé una gran sorpresa. El tamaño era más del esperado. Hice una foto comparándola con una cebolla roja comprada, un huevo, un limón y un aguacate. No sé la vé que tenga mal tamaño. Olía muy bien y sabía mejor. Era bastante dulce y muy triscona. Un éxito. El sábado pude regalar una. Me puse muy contenta, no cabía por la puerta! Que alegría, puedo hasta repartir, aunque de momento sólo sea una.

 Unas bainas de guisantes
 Estas dos fotos son de ahora mismo, unas hojas de lechuga de oreja de burro y una cebolla para hacerme una ensalada para cenar
Y una oreja de diablo, preciosa, da pena comerla. Tiene unos colores....uhmmmm..... que bonita....
Estos días tenemos buen tiempo, tenemos mucho sol y calor desde primera hora de la  mañana, las plantas están creciendo muchísimo día a día. Los tomates han dado un buen estirón, en nada ya, podremos probar alguno.Lo que no consigo es que mejoren las judías..... pero no me doy por vencida.....

4 comentarios:

Rafael Rodríguez dijo...

Parece que vamos a disfrutar de estupendas macetoensaladas ¿eh? Enhorabueno Mónica. Saludos desde El Terrao.

Susana A. dijo...

Que buena pinta :)

Norma2 dijo...

Preciosa imagen la de la cebolla. Parece un jarrón de porcelana.
Besossss

Mónica dijo...

Gracias a los tres!!! Estoy muy contenta, para mí es la mejor época del año. Los frutos es la recompensa, la guinda del pastel.